Alberto y Charlene, la anhelada boda real

Alberto y Charlene, la anhelada boda real

Una toma general del patio de honor del palacio, donde se celebró la ceremonia religiosa del matrimonio de la pareja.
El príncipe Alberto II y la princesa Charlene de Mónaco,

 

Alberto y Charlene, la anhelada boda real

Una toma general del patio de honor del palacio, donde se celebró la ceremonia religiosa del matrimonio de la pareja.

El príncipe Alberto II y la princesa Charlene de Mónaco, que según rumores “veraces” estuvieron al borde de la ruptura hace pocos días, sellaron su matrimonio el pasado sábado ante el altar, luego de casarse por lo civil el viernes.

Cientos de miembros de la realeza, jefes de Estado y celebridades del deporte y la moda asistieron a la ceremonia religiosa celebrada al aire libre, en el patio de honor del palacio, y no en la catedral donde se casaron en 1956 los padres de Alberto, Rainiero III y la mítica y trágica Grace Kelly.

El sonriente novio de 53 años vistió el uniforme blanco de verano de la compañía de carabineros y Charlene, de 33, portó un espectacular vestido color blanco marfil bordado con cristales, nácar e hilos de oro, diseñado por el modisto italiano Giorgio Armani.

La princesa, que se convirtió el viernes en Alteza Serenísima, lucía una delicada diadema y un largo velo de tul.

Los recién casados intercambiaron un furtivo beso durante el enlace religioso, en el que cantaron la soprano estadounidense Renée Fleming, el tenor italiano Andrea Bocelli y el peruano Juan Diego Flórez.

Tras la ceremonia, la pareja recorrió las calles de Mónaco no en carroza, sino en un coche híbrido (que combina motor de combustión y eléctrico) –un Lexus LS 600h Landaulet descapotable– que el Principado señala como testimonio del interés de Alberto y Charlene por defender el medio ambiente.

Siguiendo la tradición, la novia depositó su ramo en la pequeña iglesia de Santa Devota, patrona del Principado, ante quien la princesa Grace depositó el suyo, tras su boda con Rainiero.

Los príncipes ofrecieron una recepción y un banquete, para 500 personas, preparado por el chef francés Alain Ducasse.

Sobre el enlace

La pareja intercambió anillos de Cartier de una aleación blanca de oro-platino de 18 kilates.

Entre los invitados estuvieron el diseñador de Chanel, Karl Lagerfeld; el exactor de James Bond Roger Moore y la ex primera dama francesa Bernadette Chirac.

En la ceremonia hubo cantos sudafricanos y coros religiosos.

Figuraron también los monarcas de Bélgica y Suecia y los príncipes herederos de Dinamarca y Holanda, junto a presidentes europeos como el francés Nicolas Sarkozy y el alemán Christian Wulff.

La boda fue oficiada por monseñor Bernard Barsi.

     

Proveedores y Servicios

Cheitas Shoes Zapatos

Cheitas Shoes Zapatos

Zapatos deportivos personalizados Read more

Publicidad Aqui

Grypus.com Broker de Medios Digitales
Whatsapp ✆ 0996335079

. . . . . . . . . . . . . . . . . .

Haste Fan en Facebook

Siganos en Twitter