¡Histórico! Ecuatorianas Poleth y Anaís Mendes ganan medallas de oro y bronce en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020

Las hermanas Poleth y Anaís Mendes consiguieron las primeras medallas para el país en impulso de bala.

Anaís Mendes (i) y Poleth Mendes, bronce y oro en lanzamiento de bala en los Juegos Paralímpicos, junto al marcador que registra el récord mundial de la segunda.

En una misma jornada, que fue brillante, memorable, emotiva y generadora de un orgullo que recorre todo el país, las hermanas Poleth y Anaís Mendes Sánchez, de 25 y 21 años, respectivamente, alcanzaron este domingo la gloria deportiva, que es eterna. Las ibarreñas tienen ya el rango de heroínas tras conseguir medallas de oro y bronce en lanzamiento de bala en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El regocijo no se limita al hecho de ser las primeras preseas que gana Ecuador en la historia de esta justa; la felicidad abarca un espacio más extenso, porque la consagración de Poleth Mendes llegó acompañada con un récord del mundo. Además, con su épica actuación las dos atletas tricolores ingresaron de manera automática al selecto club de mejores deportistas ecuatorianas de todas las épocas.

Poleth lanzó la bala, en la distancia que le aseguró el primer lugar, a 14,39 metros para fijar récord mundial. En tanto, Anaís marcó 14,06 metros para quedarse con el bronce. La medalla de plata la obtuvo la ucraniana Anastasiia Mysnyk, con registro de 14,16 metros.

Himno nacional, en Tokio
Después de la ceremonia de premiación en el estadio Nacional de Tokio, en la que por primera ocasión se escuchó en unos Juegos Paralímpicos el himno ecuatoriano, David Bernardo, entrenador de las medallistas, afirmó que él siempre tuvo la convicción de que las ibarreñas podían subir al podio en Tokio, “por el trabajo que ellas venían realizando en todos los entrenamientos y de acuerdo a sus marcas”.

Bernardo, conocedor del potencial de las hermanas Mendes, dijo que su confianza en Poleth y Anaís se reforzó porque por “las marcas estábamos para pelear medalla. Ese fue uno de los objetivos que nos trazamos desde un principio: resultados, y con medallas, y lo estamos haciendo”.

El entrenador conminó al país y a las autoridades deportivas a no dejar de respaldar a los paratletas. Y dio argumentos: “Porque el deporte paralímpico es algo único, trabajar con personas con una pequeña discapacidad es único. Son guerreros, son luchadores en todo momento. Esperemos que estos triunfos trasciendan entre más generaciones, porque esto ya pasa a la historia y hay que ver de aquí a futuro”.

El ministro del Deporte, Sebastián Palacios, felicitó a las medallistas olímpicas por redes sociales.